top of page

Conoce que son las psicosis y que hacer cuando se presentan


Una de las patologías mentales más severas y discapacitantes.



La psicosis es un término que se utiliza para describir un grupo de síntomas mentales que afectan la capacidad de una persona para percibir la realidad de manera adecuada. Las personas que experimentan psicosis pueden tener dificultades para distinguir entre lo que es real y lo que no lo es. Los síntomas de la psicosis pueden incluir alucinaciones, delirios, pensamiento desorganizado y comportamiento errático.

Las alucinaciones son experiencias sensoriales que parecen reales, pero que en realidad no lo son. Por ejemplo, una persona que experimenta alucinaciones auditivas puede escuchar voces que no existen en realidad. Los delirios, por otro lado, son creencias falsas e inamovibles que no se basan en la realidad. Por ejemplo, una persona que experimenta delirios de persecución puede creer que está siendo vigilada o perseguida por alguien.


Causas de las psicosis

Las causas exactas de las psicosis no son completamente entendidas, aunque se conoce que está asociado a una alteración del funcionamiento normal del sistema dopaminérgico cerebral. Existen diversos factores que pueden contribuir al desarrollo de este trastorno. Algunas de las causas más comunes de las psicosis incluyen:


  1. Factores genéticos: se ha encontrado que hay ciertos genes que pueden aumentar la susceptibilidad de una persona a desarrollar psicosis.

  2. Desequilibrios químicos en el cerebro: la psicosis puede ser causada por cambios en la función cerebral y los niveles de ciertos neurotransmisores, como la dopamina y la serotonina.

  3. Estrés y trauma: el estrés y los traumas emocionales pueden aumentar el riesgo de desarrollar psicosis, especialmente en personas que tienen una predisposición genética o un historial familiar de trastornos mentales.

  4. Consumo de drogas: el consumo de ciertas drogas, como la marihuana, el LSD y la cocaína, puede desencadenar síntomas de psicosis en algunas personas. Incluso algunos medicamentos de uso en medicina podrían favorecer la aparición de síntomas psicóticos.

  5. Enfermedades médicas: ciertas enfermedades médicas, como el Parkinson y la esclerosis múltiple, pueden aumentar el riesgo de desarrollar psicosis.


Síntomas de la psicosis

Los síntomas de la psicosis pueden variar según la persona y la causa subyacente del trastorno. Lo común de estos cuadros es que el paciente no se percate de lo falso de las ideas que mantiene a pesar de que se intente demostrar lo contrario. Algunos de los síntomas más comunes incluyen:


  •   Alucinaciones: percepciones que no existen en la realidad, como escuchar voces o ver cosas que no están allí.

  •   Delirios: creencias falsas e inamovibles que no se basan en la realidad, como creer que alguien está conspirando en su contra.

  •   Pensamiento desorganizado: dificultad para organizar y expresar pensamientos de manera clara y coherente.

  •   Cambios emocionales: cambios bruscos de humor, como pasar de la felicidad extrema a la tristeza profunda o al miedo relacionado con las ideas falsas de daño.

  •   Falta de motivación: pérdida de interés en actividades cotidianas y dificultad para mantenerse motivado.


Tipos de trastornos mentales con psicosis

Existen varios tipos de trastornos mentales que pueden incluir síntomas de psicosis. A continuación se mencionan algunos de los trastornos más comunes que pueden incluir psicosis:


  1. Esquizofrenia: es un trastorno mental grave que se caracteriza por síntomas como alucinaciones, delirios, pensamiento desorganizado y falta de motivación.

  2. Trastorno bipolar con síntomas psicóticos: este trastorno mental se caracteriza por episodios alternados de manía y depresión. En algunos casos, las personas con trastorno bipolar pueden experimentar síntomas psicóticos durante los episodios maníacos o depresivos.

  3. Trastorno delirante: este trastorno se caracteriza por delirios persistentes, que son creencias falsas e inamovibles que no se basan en la realidad.

  4. Trastorno esquizoafectivo: este trastorno combina síntomas de la esquizofrenia y el trastorno bipolar. Las personas con trastorno esquizoafectivo pueden experimentar episodios de manía o depresión, así como síntomas psicóticos.

  5. Trastornos psicóticos breves: estos son trastornos mentales que se caracterizan por síntomas psicóticos que duran menos de un mes.


Es importante destacar que cada persona puede experimentar estos trastornos de manera diferente, y que el tratamiento adecuado dependerá del diagnóstico específico y los síntomas individuales. Si sospechas que puedes estar experimentando síntomas de psicosis, es importante buscar ayuda profesional para recibir un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado.


Tratamiento de la psicosis

El tratamiento para las psicosis puede incluir una combinación de terapia y medicamentos, y el enfoque de tratamiento dependerá del trastorno subyacente y de los síntomas específicos de cada persona. A continuación se mencionan algunos tratamientos comunes para las psicosis:


  1. Medicamentos antipsicóticos: estos medicamentos se utilizan para ayudar a controlar los síntomas de la psicosis, como las alucinaciones y los delirios. Los antipsicóticos pueden tener efectos secundarios, por lo que es importante trabajar con un profesional de la salud mental para encontrar el medicamento adecuado y la dosis correcta.

  2. Terapia individual: la terapia puede ayudar a las personas con psicosis a entender y manejar sus síntomas. La terapia cognitivo-conductual (TCC) es un enfoque de terapia que se utiliza comúnmente para tratar la psicosis.

  3. Terapia familiar: la terapia familiar puede ayudar a las personas con psicosis y a sus familiares a aprender habilidades de comunicación y a comprender mejor la enfermedad.

  4. Terapia de grupo: la terapia de grupo puede ayudar a las personas con psicosis a conectarse con otros que experimentan síntomas similares y a recibir apoyo y orientación.

  5. Hospitalización: en algunos casos, la hospitalización puede ser necesaria para garantizar la seguridad y la estabilidad de la persona. La hospitalización puede proporcionar un entorno seguro y supervisado donde la persona puede recibir tratamiento intensivo.


Es importante destacar que el tratamiento de la psicosis puede ser un proceso a largo plazo y puede requerir un enfoque de equipo con múltiples profesionales de la salud mental. Si sospechas que puedes estar experimentando síntomas de psicosis o lo sospechas de una persona cercana, es importante buscar ayuda profesional para recibir un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado. Muchas personas pueden aprender a manejar los síntomas de la psicosis y llevar una vida plena y satisfactoria.

2 visualizaciones0 comentarios

Σχόλια


bottom of page